26 Versículos de la Biblia Sobre la Justificación

Versículos de la Biblia Sobre la Justificación
Versículos de la Biblia Sobre la Justificación.

Justificación en la Biblia

Romanos 5:1

En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. (Romanos 5:1)

Hechos 13:39

Ustedes no pudieron ser justificados de esos pecados por la ley de Moisés, pero todo el que cree es justificado por medio de Jesús. (Hechos 13:39)

Romanos 3:28

Porque sostenemos que todos somos justificados por la fe, y no por las obras que la ley exige. (Romanos 3:28)

Filipenses 3:9

Y encontrarme unido a él. No quiero mi propia justicia que procede de la ley, sino la que se obtiene mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe. (Filipenses 3:9)

Gálatas 2:16

Sin embargo, al reconocer que nadie es justificado por las obras que demanda la ley, sino por la fe en Jesucristo, también nosotros hemos puesto nuestra fe en Cristo Jesús, para ser justificados por la fe en él y no por las obras de la ley, porque por estas nadie será justificado. (Gálatas 2:16)

Gálatas 3:8

En efecto, la Escritura, habiendo previsto que Dios justificaría por la fe a las naciones, anunció de antemano el evangelio a Abraham: Por medio de ti serán bendecidas todas las naciones. (Gálatas 3:8)

Gálatas 3:24

Así que la ley vino a ser nuestro guía encargado de conducirnos a Cristo, para que fuéramos justificados por la fe. (Gálatas 3:24)

1 Corintios 1:30

Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención. (1 Corintios 1:30)

Romanos 5:9

Y ahora que hemos sido justificados por su sangre, ¡con cuánta más razón, por medio de él, seremos salvados del castigo de Dios! (Romanos 5:9)

Tito 3:7

Así lo hizo para que, justificados por su gracia, llegáramos a ser herederos que abrigan la esperanza de recibir la vida eterna. (Tito 3:7)

1 Corintios 6:11

Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios. (1 Corintios 6:11)

Gálatas 2:16-17

Sin embargo, al reconocer que nadie es justificado por las obras que demanda la ley, sino por la fe en Jesucristo, también nosotros hemos puesto nuestra fe en Cristo Jesús, para ser justificados por la fe en él y no por las obras de la ley, porque por estas nadie será justificado. Ahora bien, cuando buscamos ser justificados por Cristo, se hace evidente que nosotros mismos somos pecadores. ¿Quiere esto decir que Cristo está al servicio del pecado? ¡De ninguna manera! (Gálatas 2:16-17)

Romanos 4:25

Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación. (Romanos 4:25)

1 Tesalonicenses 4:3

La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual. (1 Tesalonicenses 4:3)

2 Corintios 5:21

Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios. (2 Corintios 5:21)

Romanos 5:16-18

Tampoco se puede comparar la dádiva de Dios con las consecuencias del pecado de Adán. El juicio que lleva a la condenación fue resultado de un solo pecado, pero la dádiva que lleva a la justificación tiene que ver con una multitud de transgresiones. Pues, si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo. Por tanto, así como una sola transgresión causó la condenación de todos, también un solo acto de justicia produjo la justificación que da vida a todos. (Romanos 5:16-18)

Versículos Bíblicos de Justificación y fe

Habacuc 2:4

El insolente no tiene el alma recta, pero el justo vivirá por su fe. (Habacuc 2:4)

Romanos 4:5

Sin embargo, al que no trabaja, sino que cree en el que justifica al malvado, se le toma en cuenta la fe como justicia. (Romanos 4:5)

Hebreos 10:14

Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando. (Hebreos 10:14)

Santiago 2:20-23

¡Qué tonto eres! ¿Quieres convencerte de que la fe sin obras es estéril? ¿No fue declarado justo nuestro padre Abraham por lo que hizo cuando ofreció sobre el altar a su hijo Isaac? Ya lo ves: Su fe y sus obras actuaban conjuntamente, y su fe llegó a la perfección por las obras que hizo. Así se cumplió la Escritura que dice: Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia, y fue llamado amigo de Dios. (Santiago 2:20-23)

Hebreos 11:4

Por la fe Abel ofreció a Dios un sacrificio más aceptable que el de Caín, por lo cual recibió testimonio de ser justo, pues Dios aceptó su ofrenda. Y por la fe Abel, a pesar de estar muerto, habla todavía. (Hebreos 11:4)

Gálatas 5:6

En Cristo Jesús de nada vale estar o no estar circuncidados, lo que vale es la fe que actúa mediante el amor. (Gálatas 5:6)

2 Tesalonicenses 2:13

Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. (2 Tesalonicenses 2:13)

Génesis 15:6

Abram creyó al Señor, y el Señor se lo reconoció como justicia. (Génesis 15:6)

1 Corintios 1:28-29

También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse. (1 Corintios 1:28-29)

Romanos 11:6

Y, si es por gracia, ya no es por obras; porque en tal caso la gracia ya no sería gracia. (Romanos 11:6)

Lee También

Suscríbete a nuestro nuevo ”Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.