Salmos para Dormir

La Biblia es un Libro poderoso que Dios nos dio para muchísimas cosas, en este caso habrán días en que te sientas triste, sin esperanza, asustado o con muchos ataques del enemigo al momento de quedarte dormido. El libro de los Salmos en varios de sus capítulos conseguiremos textos bíblicos poderosos que harán de dormir una mayor tranquilidad ya que estaremos protegimos por el manto divino de Dios.

Aunque en muchísimos libros de la biblia encontraremos versos que nos ayudaran a protegernos antes de dormir, en este articulo nos enfocaremos únicamente en lo Salmos del Rey David, que fue un gran hombre con un corazón conforme a la voluntad de Dios. Él fue una persona perseguida, bajo muchos peligros de muerte y muchas dificultades,  pero su esperanza siempre estuvo puesta en el Señor. Así que vamos a aprender un poco de el y sacar ese David que vive en nosotros.

Espero que estos Salmos te sean de gran ayuda y sean de bendición para tu vida, no olvides dejarnos tus comentarios y contarnos tu experiencia después de leer estos maravillosos versos sacados de la palabra de Dios.

También puedes leer: «Salmo 23»

Salmos 116

Yo amo al Señor porque él escucha mi voz suplicante. Por cuanto él inclina a mí su oído, lo invocaré toda mi vida.

Los lazos de la muerte me enredaron; me sorprendió la angustia del sepulcro, y caí en la ansiedad y la aflicción. Entonces clamé al Señor: ¡Te ruego, Señor, que me salves la vida!

El Señor es compasivo y justo; nuestro Dios es todo ternura. El Señor protege a la gente sencilla; estaba yo muy débil, y él me salvó.

¡Ya puedes, alma mía, estar tranquila, que el Señor ha sido bueno contigo!

Tú, Señor, me has librado de la muerte, has enjugado mis lágrimas, no me has dejado tropezar. Por eso andaré siempre delante del Señor en esta tierra de los vivientes. Aunque digo: «Me encuentro muy afligido», sigo creyendo en Dios. En mi desesperación he exclamado: «Todos son unos mentirosos».

¿Cómo puedo pagarle al Señor por tanta bondad que me ha mostrado? ¡Tan solo brindando con la copa de salvación e invocando el nombre del Señor! ¡Tan solo cumpliendo mis promesas al Señor en presencia de todo su pueblo!

Mucho valor tiene a los ojos del Señor la muerte de sus fieles. Yo, Señor, soy tu siervo; soy siervo tuyo, tu hijo fiel; ¡tú has roto mis cadenas!

Te ofreceré un sacrificio de gratitud e invocaré, Señor, tu nombre. Cumpliré mis votos al Señor en presencia de todo su pueblo,  en los atrios de la casa del Señor, en medio de ti, oh Jerusalén.

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Salmos 16

Cuídame, oh Dios, porque en ti busco refugio. Yo le he dicho al Señor: «Mi Señor eres tú. Fuera de ti, no poseo bien alguno». En cuanto a los santos que están en la tierra, son los gloriosos en quienes está toda mi delicia. Aumentarán los dolores de los que corren tras otros dioses. ¡Jamás derramaré sus sangrientas libaciones, ni con mis labios pronunciaré sus nombres!

Tú, Señor, eres mi porción y mi copa; eres tú quien ha afirmado mi suerte. Bellos lugares me han tocado en suerte; ¡preciosa herencia me ha correspondido! Bendeciré al Señor, que me aconseja; aun de noche me reprende mi conciencia. Siempre tengo presente al Señor; con él a mi derecha, nada me hará caer.

Por eso mi corazón se alegra, y se regocijan mis entrañas; todo mi ser se llena de confianza. No dejarás que mi vida termine en el sepulcro; no permitirás que sufra corrupción tu siervo fiel. Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.

Además puedes leer: «Proverbios 1»

Salmo 145

Te exaltaré, mi Dios y Rey, y alabaré tu nombre por siempre y para siempre. Te alabaré todos los días; sí, te alabaré por siempre. ¡Grande es el Señor, el más digno de alabanza! Nadie puede medir su grandeza. Que cada generación cuente a sus hijos de tus poderosos actos y que proclame tu poder.

Meditaré en la gloria y la majestad de tu esplendor, y en tus maravillosos milagros. Tus obras imponentes estarán en boca de todos; proclamaré tu grandeza. Todos contarán la historia de tu maravillosa bondad; cantarán de alegría acerca de tu justicia.

El Señor es misericordioso y compasivo, lento para enojarse y lleno de amor inagotable. El Señor es bueno con todos; desborda compasión sobre toda su creación. Todas tus obras te agradecerán, Señor, y tus fieles seguidores te darán alabanza.

Hablarán de la gloria de tu reino; darán ejemplos de tu poder. Contarán de tus obras poderosas y de la majestad y la gloria de tu reinado. Pues tu reino es un reino eterno; gobiernas de generación en generación.

El Señor siempre cumple sus promesas; es bondadoso en todo lo que hace. El Señor ayuda a los caídos y levanta a los que están agobiados por sus cargas. Los ojos de todos buscan en ti la esperanza; les das su alimento según la necesidad. Cuando abres tu mano, sacias el hambre y la sed de todo ser viviente. El Señor es justo en todo lo que hace; está lleno de bondad.

El Señor está cerca de todos los que lo invocan, sí, de todos los que lo invocan de verdad. Él concede los deseos de los que le temen; oye sus gritos de auxilio y los rescata. El Señor protege a todos los que lo aman, pero destruye a los perversos.

Alabaré al Señor, y que todo el mundo bendiga su santo nombre por siempre y para siempre.

Salmos 91 (NTV)

Los que viven al amparo del Altísimo encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. Declaro lo siguiente acerca del Señor: Solo él es mi refugio, mi lugar seguro; él es mi Dios y en él confío. Te rescatará de toda trampa y te protegerá de enfermedades mortales.Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección.

No tengas miedo de los terrores de la noche ni de la flecha que se lanza en el día. No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad, ni a la catástrofe que estalla al mediodía. Aunque caigan mil a tu lado, aunque mueran diez mil a tu alrededor, esos males no te tocarán. Simplemente abre tus ojos y mira cómo los perversos reciben su merecido.

Si haces al Señor tu refugio y al Altísimo tu resguardo, ningún mal te conquistará; ninguna plaga se acercará a tu hogar. Pues él ordenará a sus ángeles que te protejan por donde vayas. Te sostendrán con sus manos para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra. Pisotearás leones y cobras; ¡aplastarás feroces leones y serpientes bajo tus pies!

El Señor dice: Rescataré a los que me aman; protegeré a los que confían en mi nombre. Cuando me llamen, yo les responderé; estaré con ellos en medio de las dificultades. Los rescataré y los honraré. Los recompensaré con una larga vida y les daré mi salvación.

Además puedes ver: Versículos Bíblicos de Cumpleaños

Versículos sacados de la Biblia NVI y NTV

Suscríbete a nuestro nuevo” Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.

salmos para dormir, salmos  para dormir, salmos para descansar, salmo de david, en paz me acostaré y asi mismo dormiré versículo, salmo para dormir bien, salmo antes de dormir, salmo para dormir tranquilo, versiculos para dormir, versiculo para dormir, salmo para antes de dormir, versiculos para dormir tranquilo.
¿Te ha sido de utilidad este articulo?
[Total: 8 Average: 4.8]

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *