35 Versículos de la Biblia Sobre la Generosidad. Citas Bíblicas que nos enseñan a ser Generosos.

Versículos de la Biblia Sobre la Generosidad
Versículos de la Biblia Sobre la Generosidad.

Generosidad en la Biblia

Hechos 20:35

Con mi ejemplo les he mostrado que es preciso trabajar duro para ayudar a los necesitados, recordando las palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir”. (Hechos 20:35)

Proverbios 11:25

El que es generoso prospera, el que reanima será reanimado. (Proverbios 11:25)

Lucas 21:1-4

Jesús se detuvo a observar y vio a los ricos que echaban sus ofrendas en las alcancías del templo. También vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas de poco valor. Les aseguro —dijo— que esta viuda pobre ha echado más que todos los demás. Todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para su sustento. (Lucas 21:1-4)

Proverbios 11:24-25

Unos dan a manos llenas, y reciben más de lo que dan, otros ni sus deudas pagan, y acaban en la miseria. El que es generoso prospera, el que reanima será reanimado. (Proverbios 11:24-25)

2 Corintios 9:6

Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. (2 Corintios 9:6)

Santiago 2:15-16

Supongamos que un hermano o una hermana no tiene con qué vestirse y carece del alimento diario, y uno de ustedes le dice: «Que le vaya bien; abríguese y coma hasta saciarse», pero no le da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso? (Santiago 2:15-16)

2 Corintios 9:11

Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios. (2 Corintios 9:11)

2 Corintios 9:7

Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. (2 Corintios 9:7)

Lucas 6:30

Dale a todo el que te pida y, si alguien se lleva lo que es tuyo, no se lo reclames. (Lucas 6:30)

Lucas 6:38

Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. (Lucas 6:38)

Proverbios 19:17

Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor. Dios pagará esas buenas acciones. (Proverbios 19:17)

Mateo 10:42

Y quien dé siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por tratarse de uno de mis discípulos, les aseguro que no perderá su recompensa. (Mateo 10:42)

Marcos 12:41-44

Jesús se sentó frente al lugar donde se depositaban las ofrendas, y estuvo observando cómo la gente echaba sus monedas en las alcancías del templo. Muchos ricos echaban grandes cantidades. Pero una viuda pobre llegó y echó dos moneditas de muy poco valor. Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: Les aseguro que esta viuda pobre ha echado en el tesoro más que todos los demás. Estos dieron de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía, todo su sustento. (Marcos 12:41-44)

Proverbios 21:13

Quien cierra sus oídos al clamor del pobre llorará también sin que nadie le responda. (Proverbios 21:13)

2 Corintios 8:12

Porque, si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien recibido según lo que tiene, y no según lo que no tiene. (2 Corintios 8:12)

Hebreos 13:16

No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque esos son los sacrificios que agradan a Dios. (Hebreos 13:16)

2 Corintios 9:10

El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia. (2 Corintios 9:10)

Proverbios 28:27

El que ayuda al pobre no conocerá la pobreza, el que le niega su ayuda será maldecido. (Proverbios 28:27)

Isaías 40:29

Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. (Isaías 40:29)

Lucas 11:13

Pues, si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan! (Lucas 11:13)

Santiago 1:5

Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. (Santiago 1:5)

Versículos para Ser Generosos con el prójimo

Mateo 25:21

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”. (Mateo 25:21)

Filipenses 4:6

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. (Filipenses 4:6)

Salmos 37:26

Prestan siempre con generosidad, sus hijos son una bendición. (Salmos 37:26)

1 Pedro 3:3-4

Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios. (1 Pedro 3:3-4)

Salmos 119:36

Inclina mi corazón hacia tus estatutos y no hacia las ganancias desmedidas. (Salmos 119:36)

Gálatas 6:2

Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo. (Gálatas 6:2)

Hechos 2:45

Vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno. (Hechos 2:45)

Hebreos 13:2

No se olviden de practicar la hospitalidad, pues gracias a ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. (Hebreos 13:2)

Proverbios 22:9

El que es generoso será bendecido, pues comparte su comida con los pobres. (Proverbios 22:9)

Mateo 10:8

Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente. (Mateo 10:8)

Mateo 6:33

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. (Mateo 6:33)

Santiago 1:27

La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo. (Santiago 1:27)

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. (Juan 3:16)

Salmos 112:5

Bien le va al que presta con generosidad, y maneja sus negocios con justicia. (Salmos 112:5)

Lee También

Suscríbete a nuestro nuevo ”Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.