Salmos de fortaleza

Salmos 18:1-2

¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía! El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio.nEs mi escudo, el poder que me salva. (Salmos 18:1-2)

Salmos 46 1 – 3

Al director musical. De los hijos de Coré. Canción según alamot. Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza,
nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar; aunque rujan y se encrespen sus aguas, y ante su furia retiemblen los montes. (Salmos 46:1-3)

Salmo 31:2-3

Inclina a mí tu oído; líbrame pronto. Sé tú mi roca fuerte, mi fortaleza para salvarme. Porque tú eres mi roca y mi fortaleza, por amor de tu nombre me guiarás y me encaminarás. (Salmo 31:2-3).

Salmo 81:1

¡Canten con gozo a Dios, fortaleza nuestra! Aclamen con júbilo al Dios de Jacob (Salmo 81:1).

Puedes ver: «Salmos para dormir»

Salmo 59:17

Fortaleza mía, a ti cantaré salmos; porque Dios es mi alto refugio, el Dios que tiene misericordia de mí (Salmo 59:17).

Salmo 71:3

Sé tú mi roca fuerte a donde recurra yo continuamente. Has mandado que yo sea librado porque tú eres mi roca y mi fortaleza (Salmo 71:3).

Salmo 27:1

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar? (Salmo 27:1).

Salmo 144:2

Misericordia mía y mi castillo, Fortaleza mía y mi libertador, Escudo mío, en quien he confiado; El que sujeta a mi pueblo debajo de mí (Salmo 144:2).

2 Samuel 22:3

Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste (2 Salmo 22:3).

También puedes leer: «Versículos para jóvenes»

Salmos 22:19

Pero tú, Señor, no te alejes; fuerza mía, ven pronto en mi auxilio. (Salmos 22:19)

Salmos 28:7

El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en él confía; de él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias. (Salmos 28:7)

Salmos 71:3

Sé tú mi roca de refugio adonde pueda yo siempre acudir; da la orden de salvarme, porque tú eres mi roca, mi fortaleza. (Salmos 71:3)

Salmos 43:2

Tú eres mi Dios y mi fortaleza: ¿Por qué me has rechazado? ¿Por qué debo andar de luto y oprimido por el enemigo? (Salmos 43:2)

Salmos 28:8

El Señor es la fortaleza de su pueblo, y un baluarte de salvación para su ungido. (Salmos 28:8)

Salmos 22:19

Pero tú, Señor, no te alejes; fuerza mía, ven pronto en mi auxilio. (Salmos 22:19)

Salmos 138:3

El día que clamé, me respondiste; Me fortaleciste con vigor en mi alma. (Salmos 138:3)

Salmos 25:2-3

Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos. Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; Serán avergonzados los que se rebelan sin causa. (Salmos 25:2-3)

Salmos 37:39

Pero la salvación de los justos es de Jehová, Y él es su fortaleza en el tiempo de la angustia. (Salmos 37:39)

Salmos 118:14

El Señor es mi fuerza y mi canto; ¡él es mi salvación! (Salmos 118:14)

Salmos 91:11

Porque él ordenará que sus ángeles te cuiden en todos tus caminos. (Salmos 91:11)

Sacados de la Biblia NVI.

Además puedes ver: “Salmos cortos”.

Puedes ver todos nuestros versículos haciendo click aquí

salmos de fortaleza, Salmo 46 1, textos biblicos de fortaleza, Dios es nuestro amparo y fortaleza, Dios es nuestro amparo, versiculos biblicos de fortaleza, Dios es nuestra fortaleza, Fortaleza en Dios, el señor es mi fortaleza, jehova es mi fortaleza, Dios es tu fortaleza, Dios eres mi fortaleza, Salmos para fortaleza, Salmos de fortaleza espiritual, salmos biblicos de fortaleza.
¿Te ha sido de utilidad este articulo?
[Total: 5 Average: 4.4]

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Esteban dice:

    Esta página es muy chévere, gracias por compartir este contenido edificante

  2. Gloria dice:

    Me gusta, de gran bendición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *