21 Versículos de la Biblia Sobre la Esclavitud

Versículos de la Biblia Sobre la Esclavitud
Versículos de la Biblia Sobre la Esclavitud

Textos Bíblicos Sobre la Esclavitud y Ataduras Espirituales

Juan 8:36

Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.

Gálatas 3:28

Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús.

Gálatas 5:1

Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.

Romanos 8:15

Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: ¡Abba! ¡Padre!.

Deuteronomio 5:15

Recuerda que fuiste esclavo en Egipto, y que el Señor tu Dios te sacó de allí con gran despliegue de fuerza y de poder. Por eso el Señor tu Dios te manda observar el día sábado.

Juan 8:34

Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado —respondió Jesús.

1 Pedro 2:15-16

Porque esta es la voluntad de Dios: que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos. Eso es actuar como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios.

Isaías 58:6

El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos y romper toda atadura?

1 Corintios 12:13

Todos fuimos bautizados por un solo Espíritu para constituir un solo cuerpo ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

2 Pedro 2:19

Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado.

Juan 15:15

Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.

Hebreos 2:14-15

Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso, él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte es decir, al diablo, y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida.

Romanos 6:22

Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna.

Romanos 6:5-6

En efecto, si hemos estado unidos con él en su muerte, sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado.

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos.

Tito 2:9-10

Enseña a los esclavos a someterse en todo a sus amos, a procurar agradarles y a no ser respondones. 10 No deben robarles, sino demostrar que son dignos de toda confianza, para que en todo hagan honor a la enseñanza de Dios nuestro Salvador.

Mateo 6:24

Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.

Proverbios 22:7

Los ricos son los amos de los pobres, los deudores son esclavos de sus acreedores.

Juan 8:33-36

Nosotros somos descendientes de Abraham le contestaron, y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir que seremos liberados Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado respondió Jesús. Ahora bien, el esclavo no se queda para siempre en la familia, pero el hijo sí se queda en ella para siempre. Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.

Tito 3:3

En otro tiempo también nosotros éramos necios y desobedientes. Estábamos descarriados y éramos esclavos de todo género de pasiones y placeres. Vivíamos en la malicia y en la envidia. Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros.

Lea También:

Suscríbete a nuestro nuevo ”Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.