Versículos de la Biblia Sobre la Libertad en Cristo Jesús

Versículos de la Biblia sobre la Libertad
Versículos de la Biblia sobre la Libertad

Salmos 97:10

El Señor ama a los que odian el mal, él protege la vida de sus fieles, y los libra de manos de los impíos.

Salmos 68:6

Dios da un hogar a los desamparados y libertad a los cautivos, los rebeldes habitarán en el desierto.

Salmos 34:19

Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas.

Salmos 118:5

Desde mi angustia clamé al Señor, y él respondió dándome libertad.

Salmos 119:45

Viviré con toda libertad, porque he buscado tus preceptos.

Isaías 61:1

El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros.

Isaías 42:6-7

Yo, el Señor, te he llamado en justicia, te he tomado de la mano. Yo te formé, yo te constituí como pacto para el pueblo, como luz para las naciones, para abrir los ojos de los ciegos, para librar de la cárcel a los presos, y del calabozo a los que habitan en tinieblas.

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos.

Juan 8:31-32

Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

Juan 8:36

Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.

Romanos 8:1-2

Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.

Romanos 11:26

De esta manera todo Israel será salvo, como está escrito: El redentor vendrá de Sión y apartará de Jacob la impiedad.

Romanos 6:15

Entonces, ¿qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos ya bajo la ley, sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera!

Romanos 6:22

Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna.

1 Corintios 6:12

Todo me está permitido», pero no todo es para mi bien. Todo me está permitido, pero no dejaré que nada me domine.

2 Corintios 3:17

Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

1 Pedro 2:16

Eso es actuar como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios.

Gálatas 5:1

Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud.

Gálatas 5:13

Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor.

Colosenses 1:13-14

Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados.

1 Tesalonicenses 1:10

Y esperar del cielo a Jesús, su Hijo a quien resucitó, que nos libra del castigo venidero.

Hebreos 10:19-20

Así que, hermanos, mediante la sangre de Jesús, tenemos plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que él nos ha abierto a través de la cortina, es decir, a través de su cuerpo.

Hebreos 10:22

Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe, interiormente purificados de una conciencia culpable y exteriormente lavados con agua pura.

Santiago 1:25

Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído, sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.

Apocalipsis 1:5-6

Y de parte de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de la resurrección, el soberano de los reyes de la tierra.

Al que nos ama y que por su sangre nos ha librado de nuestros pecados, al que ha hecho de nosotros un reino, sacerdotes al servicio de Dios su Padre, ¡a él sea la gloria y el poder por los siglos de los siglos! Amén.

Lea También:

Suscríbete a nuestro nuevo ”Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *