Versículos Bíblicos de Ánimo Para Mujeres

Versículos de la Biblia de Ánimo para Mujeres
Versículos de la Biblia de Ánimo para Mujeres

2 Corintios 6:18

Yo seré un padre para ustedes, y ustedes serán mis hijos y mis hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Isaías 49:16

Grabada te llevo en las palmas de mis manos, tus muros siempre los tengo presentes.

Lucas 1:45

¡Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá!

Mateo 5:8

Dichosos los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios.

Salmos 46:5

Dios está en ella, la ciudad no caerá, al rayar el alba Dios le brindará su ayuda.

Proverbios 31:25

Se reviste de fuerza y dignidad, y afronta segura el porvenir.

Salmos 9:1

Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón, y contar todas tus maravillas.

Filipenses 4:6-8

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.

Josué 1:9

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

Filipenses 3:20

En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo.

Efesios 2:10

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica.

Salmos 139:13-14

Tú creaste mis entrañas, me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien!

Salmos 28:7

El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón en él confía, de él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias.

Salmos 46:5

Dios está en ella, la ciudad no caerá, al rayar el alba Dios le brindará su ayuda.

Salmos 93:4

Pero el Señor, en las alturas, se muestra poderoso, más poderoso que el estruendo de las muchas aguas, más poderoso que los embates del mar.

Salmos 143:8

Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Éxodo 14:14

Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.

Proverbios 31:30

Engañoso es el encanto y pasajera la belleza, la mujer que teme al Señor es digna de alabanza.

Colosenses 1:27

A estos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.

Cantares 4:7

Toda tú eres bella, amada mía, no hay en ti defecto alguno.

2 Timoteo 1:7

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Salmos 34:5

Radiantes están los que a él acuden; jamás su rostro se cubre de vergüenza.

1 Pedro 2:9

Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

1 Pedro 5:10

Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.

1 Corintios 15:10

Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios que está conmigo.

Proverbios 31:1

Mujer ejemplar, ¿dónde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas!

Juan 1:12

Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.

Colosenses 1:27

A estos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.

Colosenses 3:3

Pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios.

Lea También:

Suscríbete a nuestro nuevo ”Canal de Youtube”. Dale me gusta, dejar tus comentarios y compartir este hermoso proyecto.